Calendario
ASOREDES 2021

En Medellín inventaron el primer avión eléctrico de Colombia

Se trata de un avión ultraliviano que se enciende con el celular y puede transportar a un pasajero.

Se trata de un prototipo de avión ultraliviano, muy similar al de los Hermanos Wright, inventores de los primeros modelos de aviones, el cual fue desarrollado por estudiantes y profesores de la Institución Universitaria Pascual Bravo, adscrita a la Alcaldía de Medellín.

Desde que la institución se trazó la meta de construir un avión eléctrico pasaron 12 años10 correspondientes a estudios y dos años de construcción. Ahora comenzarán la etapa de pruebas. Sobre las generalidades del avión eléctrico, el cual tiene un innovador sistema de encendido, habla uno de sus constructores, el profesor José Alejandro Posada.

“El avión es para un solo pasajero -el piloto-, tiene dos motores de 10 kilovatios y dos baterías de litio. Esta construcción se prende por medio del celular a través de una conexión vía bluetooth que enciende cada una de las baterías y podemos ver todos los parámetros. Se enciende con un potenciómetro y se le da mayor o menor velocidad a las hélices”, explicó el profesor.

Para el rector de la Institución Universitaria, Juan Pablo Arboleda, este avión es un aliciente a las iniciativas que se gestan en Medellín para aportar a la movilidad sostenible por medio de la utilización de vehículos eléctricos, a la lucha contra el cambio climático con la reducción de emisiones de partículas de CO2 y una muestra de la innovación que identifica a la ciudad.

“Es una apuesta que entiende cuáles son las necesidades que tenemos como sociedad, frente a la sostenibilidad y su rentabilidad ambiental, la generación de una cultura orientada a valorar los recursos ambientales, la fauna y la flora. Por eso desde los grupos de investigación aportamos desde la solución con innovación, tecnología y ciencia”, señaló el rector.

El avión tiene las siguientes proporciones: mide 11 metros de ancho y 5,5 metros de largo y un tren de aterrizaje tipo triciclo, es decir, dos llantas adelante para impulsarlo y otra llanta atrás para darle dirección. El avión eléctrico ultraliviano puede alcanzar una velocidad de 18 metros por segundo.

En la construcción del avión se invirtieron cerca de 80 millones de pesos y ahora, el nuevo objetivo de los estudiantes y profesores del Pascual Bravo, es construir otra aeronave pero esta vez para dos pasajeros.

Fuente: https://caracol.com.co/emisora/2021/07/21/medellin/1626875035_574068.html