Calendario
ASOREDES 2021

Lo que se sabe de la nueva cepa del coronavirus

La nueva cepa del coronavirus fue detectada al sur del Reino Unido. Por ese motivo, al menos 60 países cerraron sus fronteras con ese conjunto de islas. No obstante, científicos dicen que no hay certeza de que se formara en ese lugar. FOTO AFP.

Científicos detectaron una variación del coronavirus en Europa que obligó a cerrar nuevamente las fronteras. OMS dice que la mutación está controlada.

Un nuevo capítulo de la pandemia comenzó el sábado 19 de diciembre. Ese día el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, dijo que su equipo científico detectó una nueva cepa del coronavirus en el territorio nacional y desde entonces se activó una alerta mundial por esa variación aún desconocida de la enfermedad.

La Unión Europea, Colombia y otras naciones cerraron sus fronteras con ese país para evitar que esta se propague y los científicos están en proceso de estudio de la variación del virus, un proceso que toma tiempo. No obstante, ya hay un llamado a la calma, debido a que la Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguró ayer que “la nueva cepa no está fuera de control”.

Comencemos por lo más sencillo. ¿Qué es una cepa? Francisco Javier Díaz, médico virólogo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia, explica que dentro de los virus se pueden formar diferentes linajes o subtipos que se desarrollan con el tiempo. Y es que estos agentes infecciosos son organismos vivos en los que es probable que aparezcan nuevas particularidades, que dan cuenta de su evolución.

Dentro de esos linajes también es posible que ocurran cambios más pequeños: las cepas. Este término se define como una variante del virus con características que le distinguen de las otras formas que se conocían.

Los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades de la Unión Europea (CDC) señalaron que se detectaron mutaciones en un grupo de proteínas que conforman la secuencia del genoma viral del SARS-CoV-2.

“El análisis preliminar en el Reino Unido sugiere que esta variante es significativamente más transmisible que las que circulaban anteriormente, con un potencial estimado para aumentar el número reproductivo (R) en 0,4 o más con una transmisibilidad estimada de hasta un 70 %”, afirma el estudio publicado por los CDC.

Además del Reino Unido, Dinamarca, Italia, Países Bajos y Sudáfrica también han encontrado positivos de esa cepa entre sus habitantes. Y aunque esos casos evidencian que esa mutación se habría expandido, los CDC son claros al afirmar que “no hay indicios de una mayor gravedad de la infección asociada con la nueva variante”.

El infectólogo Díaz explica que cuando se detectan mutaciones estas podrían tener trascendencia en aspectos como qué tan transmisible y agresivo es la covid o en qué medida puede afectar la prevención de las vacunas.

“Es poco probable que con esta cepa el coronavirus sea más agresivo. Sin embargo, la transmisibilidad sí podría aumentar porque los virus siempre buscan cómo programarse. En esta discusión también surge la pregunta de si las vacunas que están saliendo protegen ante esta variación, pero eso solo lo podremos juzgar en un tiempo”, explica Díaz.

Si revisamos el desarrollo del virus en este 2020, ya se han registrado hallazgos de evoluciones del patógeno. En el verano boreal europeo (entre junio y septiembre) se conoció una variación en ese continente, en agosto también se detectó una cepa en el sudeste de Asia y en noviembre se habló de una mutación en Dinamarca. Así, desde que se conoció el SARS-CoV-2 en enero, conforme avanzan los días el mundo ha descubierto nuevos aspectos de la enfermedad.

Brendan Wren, profesor de patogenia microbiana de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres afirma que “es probable que haya muchas variantes en todo el mundo que no se detecten y, también, que la mutación 501Y (la más reciente) no surgiera en el Reino Unido”.

En ese país existe un consorcio llamado covid-19 Genomics que es el encargado de analizar la evolución de la pandemia y fue gracias a sus estudios que se detectó esa variante en la transmisión.

Sin embargo, conocer con exactitud las mutaciones de los virus toma tiempo porque la ciencia debe estudiar a detalle los casos antes de publicar conclusiones sobre sus impactos. Como lo señalaron los CDC, “falta evidencia para indicar el grado en que la nueva variante del virus se propaga fuera del Reino Unido”.

Los Centros de Control de Enfermedades de Estados Uniso, otra de la máximas autoridades de salud del mundo, aún no se han pronunciado sobre esta mutación. En medio de esta discusión, las versiones que dan los expertos están encontradas porque, mientras la OMS hizo un llamado a la calma, el ministro de Salud del Reino Unido, Matt Hancock, afirmó que esta mutación estaba “fuera de control”.

No hay motivo para perder la esperanza. La alianza de Pfizer/ BioNTech indicó estar confiada en que su vacuna es resistente a esa cepa del coronavirus y, como se dijo antes, en este 2020 ya se han superado otras mutaciones. Por eso, solo queda una tarea: esperar a que la ciencia trabaje para conocer los pormenores de esta variante de la pandemia