Con diseños terminados y la recuperación del 99 % del lote del Tulio Ospina en Bello (970.000 metros cuadrados, el espacio que ocuparían 924 piscinas olímpicas), la Gobernación de Antioquia anunció ayer la destinación de recursos para el autódromo que pretende construir en ese predio.

La Gobernación es copropietaria del terreno junto al Área Metropolitana del Valle de Aburrá (Amva), cada una con 50 % de participación. El Amva recibió el derecho tras una cesión realizada por el Municipio de Medellín y aprobada por el Concejo en abril.

El gobernador Luis Pérez Gutiérrez indicó que Indeportes ya tiene en caja $38.000 millones para ejecutar el proyecto, que tendrá especificaciones internacionales para recibir competiciones y conciertos, con la capacidad de albergar hasta 80.000 personas.

El mandatario apuntó que la obra se licitará por fases para avanzar con más celeridad en su construcción. Dijo que espera, antes de que termine el año, empezar la remoción de tierras, contrato que cuesta $2.000 millones.

Otros tramos que se licitarán tienen que ver con la implementación de vías internas y el trazado de la troncal que continuará por la ribera oriental del río hasta el municipio de Barbosa. En la parte que le corresponde al Departamento se implementarán ciclorrutas y un parque, entre otros.

¿Y la otra mitad qué?

Eugenio Prieto Soto, director del Área Metropolitana, le dijo a este diario el pasado 15 de septiembre que a la entidad le corresponden 26 hectáreas netas. Contó que están en proceso de legalizar la cesión realizada por el Concejo para detonar varios proyectos.

“Tenemos una licitación de 3,7 kilómetros de ciclocaminabilidad. Nos vamos a dedicar a hacer la siembra de árboles para que se convierta en un banco de biodiversidad. Queremos cruzar dos parques lineales por las quebradas La Señorita y La Seca hasta el cerro Quitasol”, finalizó Prieto.

40.000metros cuadrados ocupan los patiotalleres del Metro, en el mismo lote del Tulio Ospina.

CONTEXTO DE LA NOTICIA

ORIGENLOTE FUE DONACIÓN DE LA FAMILIA OSPINA

La familia de Tulio Ospina (1857-1921), padre del presidente Mariano Ospina Pérez, donó el lote con la condición de que se hiciera un parque metropolitano. En 1973 se constituyó la primera escritura pública, mediante la cual, el ICA cedía el predio al Departamento y a los municipios del Aburrá, con la condición de cumplir el deseo de la familia Ospina. Como la condición no se pudo cumplir, por más de 40 años el predio no se utilizó. El 29 de junio de 2017 se firmó en una notaría de Bello una nueva escritura que levantó la restricción y entregó el predio, por mitades, al Municipio de Medellín y a la Gobernación de Antioquia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here