El arquero de Rionegro, Lucero Álvarez, fue el más perjudicado con una suspensión por ocho fechas.
Este miércoles, la Comisión Disciplinaria de la Dimayor dio a conocer las resoluciones por el polémico caso de racismo, tras el partido entre Rionegro Águilas y Once Caldas, por la novena fecha de la Liga II-2018. En el trascendental asunto, estuvieron involucrados el arquero uruguayo Lucero Álvarez y el entrenador cartagenero Hubert Bodhert.
El arquero del equipo antioqueño, Lucero Álvarez, fue el más perjudicado, puesto que tendrá que pagar ocho fechas de sanción y una millonaria multa de $31’249.680 millones de pesos, por realizar insultos racistas contra el entrenador del equipo caldense.
Por otra parte, el técnico del ‘blanco-blanco’, Hubert Bodhert, estará fuera de los banquillos durante dos jornadas y está obligado a pagar $520.828 pesos, por tener un lenguaje ofensivo y grosero con Álvarez.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here