Varios usuarios del servicio de acueducto de EPM manifestaron su preocupación porque en los últimos días el agua que sale de la llave cambió de color y presenta un aspecto turbio.

La empresa de servicios públicos, a través de un comunicado, aseguró que el color del agua cambió por un aumento en la cantidad de minerales y aclaró que aunque haya alteraciones en la apariencia, no representa afectación para la salud.

“La variación del clima que se ha presentado en la última semana ha generado cambios en las condiciones físicas y químicas del agua en el embalse de La Fe, lo que a su vez genera presencia de color en el agua potable de algunos sectores de los municipios del sur del Valle de Aburrá”, dice el comunicado emitido por la empresa.

La compañía aseguró que ya adelanta acciones para garantizar agua en condiciones normales, haciendo ajustes operativos en las plantas potabilizadoras y el sistema interconectado de acueducto.

“EPM presenta excusas a la comunidad por las incomodidades que esta situación pueda generarle. De igual manera, reitera que en estos momentos trabaja permanentemente para normalizar lo más pronto posible la calidad del agua potable que suministra en los municipios del sur del Valle de Aburrá”, finaliza el comunicado.

En redes sociales, varios ciudadanos pidieron una solución inmediata, pues aseguran que el agua está deteriorando algunas de sus pertenencias. “No es cuestión ‘de color’. La ropa queda sucia, la loza queda sucia, no se puede beber el agua… y pagamos el mismo precio por el servicio @EPMestamosahi ¿cuándo van a solucionar el problema, por favor?”, escribió la periodista Ana Cristina Restrepo.

Ver imagen en Twitter

Ver imagen en Twitter

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here