Con la llegada de Gustavo Gómez a 6 AM, el programa parece tomar otro rumbo. Sus rivales, entre ellos Julio Sánchez Cristo, ya empiezan a temblar.

Escuché hoy el programa después de la marcha de Darío Arizmendi. Increíble como Gustavo Gómez Córdoba le ha dado otra dimensión, mucho más moderna, a 6 AM, hasta el punto de que me parece que el programa se va a imponer a otras revistas de la mañana como las de W Radio, Blu o RCN.

La entrada de Yohir Akerman sin duda que refresca un formato que se estaba enrareciendo con Darío Arizmendi. La mesa ahora luce más diversa e incluso uno puede disfrutar a alguien tan difícilmente disfrutable como Darcy Quinn. Nadie extrañará a Erika Fontalvo y un cabezazo buenísimo fue haber invitado a la mesa al supercolumnista, contradictor de Álvaro Uribe, Yohir Akerman.  Me gustó cómo quedó la mesa.

Yo no sé si Darío renunció o lo renunciaron. Viendo el buen manejo que le ha dado el español José Antonio Reglero desde su llegada a Colombia como director de Caracol vemos que tiene la mano dura y que no habría de extrañarnos que fuera suya la idea de sacar a Arizmendi.

Soy fan de la W, me parece que Julio Sánchez Cristo es el mejor locutor de Colombia, pero también que voy a darle una oportunidad a Caracol en las mañanas. Igual se lo merece. Ojalá todos hicieran lo mismo, hacer una purga de vacas sagradas. El periodismo necesita estar en constante cambio, las voces se gastan. Bienvenido Gustavo Gómez Córdoba, un tipo cultísimo que sabe de música, moderno. Bien ido Darío y el pasado. La audiencia sabrá respaldar esa decisión. Yo, por lo menos, ya comenzaré a escucharlos cada mañana.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here