Sin saberlo, los habitantes de la zona de influencia del proyecto Hidroituango, que abarca municipios del Occidente y el Norte antioqueños, tenían una riqueza de aves que se la envidiaría cualquier país, la cual incluye cerca de 300 especies, dos de estas propias del territorio.

Este panorama, que estaba oculto para la comunidad por varias problemáticas de la región, acaba de ser revelado en un libro ilustrado, que incluye los dibujos de cada especie y sus características, gracias a un estudio realizado por el grupo de Ecología y Evolución de Vertebrados del Instituto de Biología de la Universidad de Antioquia, el cual fue contratado por EPM en el marco de la protección de más 25.000 hectáreas del territorio que la entidad hará como compensación por la obra.

Fueron tres años de investigación, que le permitieron a un grupo de ocho profesionales descubrir la riqueza aviaria de una región, hasta el momento, casi inexplorada.

Así lo reconoce el biólogo y profesor Héctor Fabio Rivero, líder del grupo investigador, quien resalta el alto valor científico de los hallazgos.

“Por diversas razones, esta zona ha sido poco explorada: de una parte, por el difícil acceso antes de que existiera la nueva vía a Ituango, la cual redujo de 8 a 4 horas los viajes desde Medellín; y del otro, por los temas de orden público, que impedían las investigaciones”, señaló el académico, para quien una de las grandes revelaciones fue hallar allí una especie como el cucarachero paisa, apenas descubierta en 2012, pero que no se había confirmado su registro.

Guía para la conservación

La guía incluye información de las especies presentes, sus características e historia natural, distribución geográfica, categoría de amenaza, hábitats, tipo de nido y la dieta.

Ángela Jaramillo, directora Ambiental del proyecto Hidroituango, señala que se escogió la modalidad de guía ilustrada buscando convertir la investigación en un texto útil para las comunidades, “para que ellas mismas reconozcan su diversidad y ayuden a su conservación”.

El profesor Riveros, aunque no afirma que esta zona de Antioquia tenga mayor riqueza de aves que las demás, llama la atención sobre la diversidad de climas del territorio, lo que hace que haya mucha variedad de especies.

“En Valdivia hay bosque húmedo, con precipitaciones anuales promedio de 5.000 milímetros; mientras hacia el sur, por Santa Fe de Antioquia, es una zona de bosque seco, con promedios de pluviosidad de 1.000 milímetros al año, es el más amenazado, con solo el 8% de extensión que hay en el país”.

Para él, hay seis especies de máximo interés para la comunidad ornitológica: la guacamaya verde, el toche enjalmado, el hormiguero pico de hacha, la habia cristada, el tucán limón y el cacique candela.

Se renueva el ecosistema

La existencia de esta avifauna, sobre todo para su conservación, jugará un papel fundamental en el desarrollo de los ecosistemas en funciones como la dispersión de semillas, que garantiza la reproducción de vegetales; y la limpieza que desarrollan las especies, que garantizan los ecosistemas.

El libro, del que se editaron 300 ejemplares, será distribuido en los colegios y escuelas de la región, buscando que hagan parte de la agenda académica y para que la comunidad se concientice de su valor, que en vez de atacar las aves, se deleite con sus vuelos.

Para la Sociedad Antioqueña de Ornitología (SAO), que promueve el estudio de las aves, este nuevo texto es un aporte a la causa de la identificación del inventario de aves y su protección en Antioquia.

Ana María Castaño, ingeniera forestal y directora ejecutiva de la SAO, explicó que en el mundo hay cerca de 10.000 especies de aves. En Antioquia habita el 10 % del consolidado mundial y, en la zona explorada para el estudio, la tercera parte del total que vive en el departamento.

Igual que Riveros, destaca al cucarachero paisa y la guacamaya verde como dos de los hallazgos más importantes y como una esperanza para la reforestación de los bosques secos tropicales, amenazados por la ganadería y la colonización humana.

Recalca, sin embargo, que en Antioquia, pese a las amenazas, no hay aves extintas. Y aunque sus montañas no se engalanan con el vuelo del cóndor (porque no lo hay), tiene especies como el águila crestada y el arriero antioqueño, que constituyen un lujo tenerlas surcando por sus cielos.

La Universidad de Antioquia sacó a la luz un libro ilustrado con las especies de aves que vuelan las subregiones del Norte y el Occidente de Antioquia, con el fin de conservar el ecosistema.

Contexto de la Noticia

En su tarea de proteger y salvar la fauna de la zona del embalse, un informe de EPM publicado en este diario (28/05/18) reveló que durante el llenado de la presa, cuadrillas de biólogos, metro a metro, lograron rescatar vivos, para evitar su muerte, a 14.281 animales, de los cuales habían reubicado 14.255 individuos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here