Por orden de la Corte Constitucional, en marzo, el Ministerio de Tecnologías y Telecomunicaciones tendrá que presentar un plan para reubicar en nuevos empleos a 864 personas, padres y madres cabezas de familia, que se quedaron sin trabajo cuando se liquidó la Empresa Nacional de Telecomunicaciones, Telecom.

Además, la sentencia de la Corte obliga a que, en un plazo no mayor a un año, la mayoría de trabajadores cuenten con un empleos  similares a los que tenían en Telecomunicaciones pues para la Corte es claro que en el momento de ordenarse la liquidación de la empresa estas personas se encontraban en un especial estado de vulnerabilidad.

La decisión ratifica una sentencia del 2014 en la que se les dio la razón a los trabajadores que acudieron a la tutela para hacer valer sus derechos. Sin embargo, está sentencia no se ha cumplido porque según el Ministerio de las Tic y el Patrimonio Autónomo de Remanentes de Telecom las funciones desempeñadas en por estas personas específicas de esa entidad y, en  efecto, muchos de los cargos que ejercían ya no existen, este es por ejemplo el caso de los telefonistas, guarda líneas o supervisores de cuadrillas.

Además, han argumentado que por temas salariales y de ubicación se ha imposibilitado cumplir con esta sentencia.

“Resulta inviable reubicar a los exempleados de Telecom en las mismas condiciones que tenían antes de su desvinculación, toda vez que la mayoría de vacantes reportadas al PAR TELECOM se encuentran ubicadas en la ciudad de Bogotá, lo cual no se compagina con la realidad laboral de la empresa al momento de su liquidación, quien tenía distribuida su planta de personal a lo largo y ancho del territorio nacional”, han argumentado también las entidades.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here