Cerca de $5.000 millones destinarán Corantioquia y la Universidad de Antioquia para fortalecer el Programa Piragua, la red social de monitoreo del agua más grande de Colombia, de la que hacen parte 3.084 voluntarios, quienes conforman 120 grupos de piragüeros distribuidos en los 80 municipios de la jurisdicción de Corantioquia.

La red de monitoreo de agua más grande del país, llamada Piragua, tendrá una inversión de cerca de $5.000 millones que destinarán Corantioquia y la Universidad de Antioquia para seguir fortaleciendo este programa y así aumentar la cobertura y capacidad operativa de esta, además de incentivar la participación de las comunidades en la toma de decisiones sobre el recurso hídrico en sus territorios.

Desde hace siete años, Piragua ha logrado transformar la vida de más de cinco millones de personas que han sido usuarias de acueductos abastecidos por 350 fuentes hídricas que son monitoreadas por la comunidad.

La inversión proyectada para este 2019 considera también tener un fortalecimiento técnico del programa con la instalación de equipos para el monitoreo de aguas subterráneas y el aumento de equipos para medición de aguas superficiales, igualmente el monitoreo del recurso hídrico en dos áreas protegidas y cinco ciénagas de la jurisdicción.

También se enfatizará en procesos de educación ambiental con líderes y comunidades, el aumento de grupos piragüeros y la consolidación de la estrategia Piragua Empresarial, con participación de actores claves para la gestión ambiental.

 

Piragüeros trabajando en la quebrada Serranias Jardín. Fotos: Cortesía Corantioquia

A su vez, serán apoyados 90 proyectos comunitarios denominados iniciativas piragüeras, enfocados en la gestión, planificación y administración del recurso hídrico. Estos se suman a otras 240 iniciativas de este tipo que han sido implementadas en años anteriores.

Ana Ligia Mora, directora de Corantioquia, expresó que “estamos muy contentos de poder hacer este esfuerzo importante, donde sumamos esfuerzos y entregamos un mensaje de que la comunidad es el actor fundamental para nuestro territorio. Los voluntarios que tenemos son más de 3.000 pendientes e interesados en seguir aprendiendo y ser las alarmas para monitorear la calidad del recurso hídrico y así podremos saber si el agua de nuestro acueducto es de las condiciones necesarias para poderlas consumir y si la cantidad está en un flujo normal, por eso estos recursos van enfocados a ellos”.

Piragüeros, los protectores del agua 

Actualmente este programa de Corantioquia cuenta con un total de 3.084 piragüeros, quienes se encargan de proteger el recurso hídrico y quienes hacen parte de 120 grupos, siete de ellos abordados con enfoque diferencial.

Para facilitar su labor, Piragua cuenta con 129 estaciones automáticas para el monitoreo de lluvia y caudal de los ríos en tiempo real, de las cuales se obtiene información útil para la toma oportuna de decisiones frente a posibles riesgos asociados a eventos extremos de lluvia.

 

Uno de los más de 100 grupos de piragüeros.

Natalia Mesa, una de las piragüeras y quien se desempeña como docente en la Institución Educativa Rural El Hatillo del municipio de Barbosa, estuvo en diálogo con EL MUNDO y contó que desde el año pasado trabaja con el programa “a partir de unos procesos de investigación escolar con niños de primaria y secundaria dentro de la institución”.

Esta voluntaria explicó que “la focalización con el agua es un objetivo que hemos tenido en la institución desde hace diez años. Hemos hecho un proceso de investigación escolar con el acueducto veredal y la quebrada que surte el acueducto, entonces lo que buscamos fueron unas alianzas estratégicas con programas que se encargaban de la protección del recurso agua, entonces así fue que nos vinculamos a Piragua”.

En este momento, Natalia tiene dos grupos de piragüeritos de la institución en la que ejerce la docencia, uno de 17 y otro con 18 niños. Adicionalmente la institución educativa cuenta con un equipo de agua que es el que se encarga de la investigación. En este proyecto los niños “están en procesos de formación y en los procesos de investigación hemos logrado focalizar diferentes temáticas frente al patrimonio agua, entonces hacemos talleres sobre prevención del riesgo, fauna silvestre, todo lo del programa Piragua y el conteo de lluvias, la importancia que tiene este para la región y la focalización en la quebrada San Antonio que es la que surte el acueducto veredal”.

La participación de los niños y jóvenes en este proyecto es muy importante, asegura la docente, porque “estas generaciones que en este momento se están formando son fundamentales para ese cambio de cultura que estamos pidiendo desde hace varios años, los niños son más sensibles, son conscientes de los cambios que se están presentando, ven la necesidad de ese cambio y ellos quieren aprender y participar activamente de los procesos”.

¿Qué se hace en Piragua? 

El Río Nare (Puerto Nare, Antioquia), es otro de los recursos hídricos en donde trabajan los piragüeros.

 

– Medición, análisis, interpretación y espacialización de los datos de lluvia capturados en los lluviómetros (pluviógrafos).

– Aforo de la cantidad de agua en cuencas que prestan un servicio ambiental para la comunidad.

– Monitoreo de la calidad fisicoquímica y microbiológica de las corrientes de agua.

– Monitoreo de la calidad hidrobiológica del agua.

– Gestión comunitaria del riesgo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here