¿Qué tiene el viejo taller del ferrocarril para que Alcaldía de Bello y Gobernación se peleen por él?

0
14

El control y destinación del predio donde otrora quedaron los talleres del ferrocarril, y que aún conserva los restos de máquinas y la estructura arquitectónica del sistema, suscitaron una disputa, incluso verbal, entre el gobierno de Antioquia y la administración de Bello.

Ayer, autoridades y concejales del municipio, rechazaron los recientes señalamientos del gobernador Luis Pérez Gutiérrez, en el sentido de “la manera sospechosa en que Bello ha venido tratando de que se apruebe en el Concejo un acuerdo para entregarle ese espacio público a privados”.

Para el mandatario seccional, autoridades de Bello han planteado hacer vivienda de interés social y hasta un centro comercial: “me he opuesto a que un espacio público de tanta tradición como los ferrocarriles se entregue a un privado. Si necesitan construir viviendas la Gobernación les entrega lotes en otro lugar, pero no destruir una zona que está en el corazón de la historia de este departamento”

Adriana María Salas, alcaldesa encargada de Bello, consideró irrespetuosas y carentes de verdad las palabras del gobernador y afirmó que el proyecto de acuerdo estipula que el lote solo podrá ser entregado a entidades públicas.

“El mayor componente del proyecto son equipamientos de ciudad: la escuela de música, la sede administrativa (de la Alcaldía), ciencia y tecnología y otros usos complementarios que sean resultado de la estructuración del modelo arquitectónico y financiero”, dijo.

¿Cuál es el interés?

En la década de los 80 los talleres del ferrocarril, predio que hoy está en disputa, fueron cerrados y condenados al abandono. Ya en 2003, explicó la Mesa Pro Parque de Artes, ciudadanos gestionaron ante el Gobierno Nacional que el predio se le devolviera al Municipio para convertirlo en talleres de artes y oficios, un teatro y una biblioteca, conservando la arquitectura original.

Un año después el Ministerio de Transporte lo entregó a la Administración de Bello, pero según Luis Pérez, en 2016 la Nación emitió una resolución en la que se establece que cuando se vaya a hacer el ferrocarril (revivirlo), tendrán que entregarle una parte para ese fin.

“Nosotros habíamos dicho que requeríamos 80.000 metros para la estación. Además, dice el Gobierno, que lo que Bello haga tiene que ser de carácter público”, señaló.

El proyecto como lo concibe la Alcaldía, solo destina un espacio para “una parada”, o estación. Salas aseguró que la Gobernación pretende tener todo el espacio para hacer un centro de operaciones del ferrocarril o tren de cercanías y, lamentó, que el gobernador Pérez no socializó con la Alcaldía o concejales ese plan.

La alcaldesa encargada, quien fue secretaria de Planeación en la actual administración de César Suárez, dijo sobre el predio que “está contiguo a la estación Bello del metro, y en dos corredores viales cruciales, como la Autopista Norte y la variante del Río, que llega a Niquía.

“No existe otra ubicación mejor para una sede administrativa, equipamiento cultural (…) otro usos complementarios de la operación urbana”, acotó.

Al preguntarle sobre lo que significaba “usos complementarios u operación urbana”, y si esto dejaba una puerta abierta para hacer vivienda, la funcionaria enfatizó que eso lo determinarán los estudios que hagan expertos, con base en la normatividad.

79 mil metros cuadrados tienen los patios del ferrocarril, según Alcaldía de Bello.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here